7 de diciembre de 2008

We Feed The World

 Hace unos días vi el documental NOSOTROS ALIMENTAMOS AL MUNDO del cineasta austriaco Erwin Wagenhofer. La película explora los orígenes de nuestra comida en un viaje a través de Francia, España, Rumanía, Suiza, Brasil y Austria.
 
Quedé impresionada con los modos de producción y distribución de los alimentos, la cantidad de comida manipulada genéticamente, verduras artificiales, toda la comida que se bota a la basura. Un llamado a la conciencia y a cambiar nuestros hábitos, o al menos preguntarnos de que nos estamos alimentando.




Película sobre la comida y la globalización, sobre pescadores y agricultores, camioneros y ejecutivos corporativos, sobre la circulación de productos y del dinero, sobre la escasez rodeada de la abundancia. Con sus imágenes inolvidables, la película nos informa sobre la producción de nuestra comida y nos dice por qué tenemos algo que ver con el hambre en el mundo.
Con sus imágenes inolvidables, la película nos informa sobre la producción de nuestra comida y nos dice por qué tenemos algo que ver con el hambre en el mundo. Todos los días, la cantidad de pan que no venden en Viena y devuelven para tirar sería suficiente para el suministro de Graz, la segunda ciudad más grande de Austria… Unas 350,000 hectáreas de tierra agrícola, sobre todo en Sudamérica, están dedicadas al cultivo de soja para alimentar al ganado de Austria, mientras el 25% de la población local pasa hambre… Cada europeo come al año diez kilos de verduras artificialmente irrigadas en invernaderos en el sur de España, provocando con esto escasez de agua…

We feed the world
Dirección: Erwin Wagenhofer
Año: 2005

3 comentarios:

Ajonjoli dijo...

creo que he visto este documental. Es un tema del que no se habla lo suficiente, la gente no tiene ni idea de todo el tinglado que hay montado detrás de nuestra sobrealimentación. Nadie piensa en las consecuencias que tiene un acto que parece tan inocuo cómo ir a hacer la compra. ¿te imaginas si todos los consumidores no rebeláramos? En fin, de ilusión también se vive, no?

Carlos Reyes M. dijo...

Hola y gracias por el enlace a La Buena Vida. Lo leo bastante y me topé con el documental ¿Cómo se consigue y se remite acá en Sudamérica? Si sabes, encantado. Buen blog, lo meteré entre mis favoritos. Mientras, te entrego el mío: www.unocome.blogspot.com. Ojalá te interese.
cr

Mar dijo...

Me da una pena increíble ver y escuchar que ocurren estas cosas, pues no puedo hacer nada para remediarlo y me hace sentir impotente, pienso que el poder y el dinero lo tiene gente que solo lo usa para su propio beneficio y no ayuda a nadie, si estuviera en mis manos lo arreglaría todo.
Un beso