6 de julio de 2009

Fin de semana en Montpellier



El fin de semana cruzamos la frontera y disfrutamos unos días espectaculares en Montpellier, todo planificado un día antes de partir. La improvisación le dio un plus, un valor agregado al viaje, todo se transforma en sorpresa.


La primera noche aún estábamos desorientados, nos costó bastante encontrar un hotel. Paseamos por el centro de la ciudad y cenamos en la Crêperie Le Kreisker a pasos de la place de la Comédie. Delicioso galette de coquilles saint jacques y sidra, nostalgia por el año que vivimos en Bretagne, hubiese comido crêpes y galettes cada día, pero había tanto que probar!

Montpellier me pareció una ciudad hermosa y llena de vida, pasear por su centro histórico, detenerse en sus plazas y pequeñas calles, caminar por el Jardin de Plantes o visitar sus mercados son actividades que repetiría encantada.


Uno de los lugares que más me gustó fue el "Marché des Arceaux", mercado itinerante ubicado al aire libre, debajo del acueducto. Lo visitamos el sábado por la mañana, me impresionó la cantidad de puestos con productos bio, caí rendida frente a los quesos y comí una de las mejores tartas de damascos (albaricoques) de mi vida.

Con respecto a la oferta gastronómica, Montpellier cuenta con innumerables restaurantes repartidos en el casco antiguo. Como no contábamos con ninguna recomendación, nos dejamos llevar por la intuición al escoger donde sentarnos. Disfrutamos de buenos vinos, ensaladas varias, carpaccios, tártaros y deliciosa crème brulée.


La última noche nos decantamos por las ostras, encontramos una linda terraza, bossa nova en vivo y a disfrutar... Eso es vida.

Alucinante viaje inesperado...

15 comentarios:

Ivana dijo...

Montpellier siempre me ha sonado a punto de parada de bus de largo recorrido, asi que para mi tiene un sabor raro y cansado, pero viendo las fotos, tomo nota y creo que iremos!! Si nos animamos, te lo digo!
besitos

María Lunarillos dijo...

Tú lo has dicho: "Esto es vida". Siempre dándonos envidia, ¿eh? ¿No te cansas? :-) Me encanta siempre todo lo que nos traes. Un besote.

arrozconbacalao dijo...

Pero que envidia! y seguro que no hacía este calor chicloso de Barcelona.

lefrancbuveur dijo...

bella descrizione di Montpellier che deve essere una cittadina davvero viva e graziosa.
Ciao
Enrico

Marta dijo...

Qué envidia Sol! Y yo abriendo cajas y colocando! Siempre hemos querido ir a Montpellier a pasar un par de días pero por ahora, no hemos encontrado el momento.
Me encanta eso de salir de la ciudad de manera improvisada!
Besos

Kako dijo...

Niña, pero como estas gozando la vida!, fantástico viaje, las fotos lindísimas y ese plato de ostras!!!
Ahora en mis vacaciones paso por Montpellier, aunque será de pasada no dudes que buscaré un platillo como los que has puesto.
Nos debes la tarta!!!
Besos!

Begoña dijo...

Qué envidia...!!!!!
Cualquier viaje me gusta, pero Francia es mi debilidad y sus calles, sus mercados, su gastronomía...
Un viaje precioso.
Un saludo, Begoña

carmen rico dijo...

Hola Sol, he estado durante 3 años moy vinculada a Montpellier, dos de mis hijos han vivido allí y la he visitado muchas veces. Para mi también era la gran desconocida, pero es una ciudad llena de vida, de rincones, placitas, tiene una universidad muy reputada, eso hace que vivan muchos estudiantes y también muchas empresas tecnologicas.
Las playas maravillosas y los pueblos del interior un encanto.
Además es de los pocos sitios en Francia donde se aplica el horario español!!! se puede comer a cualquier hora!!!
Un beso

Akane dijo...

Qué bonitas las fotos.
Es genial eso de hacer viajecitos así, improvisados, y más si se puede salir del país :)

No conozco personalmente Montpellier, pero tengo una amiga que estuvo allí un año de Erasmus y no deja aún de hablarme maravillas de esta ciudad. Por cierto, me trajo unos chocolates deliciosos de una tienda que al parecer sólo con pasar la puerta ya empiezas a babear instantáneamente :P

Un abrazo

Ajonjoli dijo...

Sol, me encanta leer sobre tus viajes, se ve que disfrutas con todo lo que haces!
ay, esos mercados franceses, cuánto los echo de mmenos!
un beso.

Mar dijo...

Jo que si es vida! yo me apunto pero ya, y si es en plan escapada romántica con mi marido y sin niños, pobrecillos, que no voy a ningún lado sin ellos....
Un beso cielo

Su dijo...

He soñado...
que tal y como tengo la mesa ahora mismo...tiene su mérito!!

Mil gracias

CocinArte dijo...

Sol, que bien viajas y que bien comes siempre...sea en casa, o fuera!!

La cuina vermella dijo...

Sol, els mercats al carrer francesos tenen un nosequé deliciós i especial que m'enamoren.
Preciós petit viatge Mar, fantàstic.

Arantxi dijo...

Yo estuve este domingo en Montpellier también, qué fuerte! Veníamos ya de vuelta de nuestra ruta por Italia y Francia..y ya no nos llegaba para mucho y paramos en una crepería.

Qué casualidad.